Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
PARA LEER ...

Trading Intradiario Bajo un Prisma Diferente

Un libro imprescindible para la formación en el ejercicio del trading específico de intradía en los mercados de futuros. e-book aquí

Las tarjetas de crédito no quieren quedarse atrás.

ARTÍCULO -


Los consumidores, las familias son los grandes afectados de la crisis financiera mundial. Como siempre.

Toda la producción de bienes y servicios tiene como destinatario final a los ciudadanos, supuestamente en favor de su bienestar. Claro que si la producción crece a mayor ritmo que los ciudadanos pues resulta que más ó menos los mismos ciudadanos tienen que consumir más. Es la única forma de que el círculo se cierre y complete satisfactoriamente para todos. Así que cuando aquello ocurre, - que haya más producción que mercado -, es necesario estimular el consumo, animándolo mediante una oferta de más bienestar, y facilitándolo mediante la producción de otro servicio de consumo, que es la financiación.

En este contexto nació la tarjeta de crédito. La tarjeta de crédito es producción, es consumo y es bienestar, solo que ahora que los seres humanos tenemos problemas con este delicado asunto de la financiación (léase crisis), resulta que ese prodigioso producto financiero, que permite el acceso al dinero de forma rápida, cómoda y sencilla, (además casi exento de garantías que lo respalden), ha sido usado masivamente por los consumidores en su búsqueda del dinero, a crédito claro está, ya que no el de la perdida nómina, y que otros medios les han negado.

Ahora resulta que bancos y centros comerciales se encuentran con nuevos problemas. Ambos porque se ven en apuros para cobrar a las familias los créditos que les dieron a máquina (cajero y tpv) mediante sus tarjetas de crédito. No ya para adquirir productos de consumo extraordinario, sino aquello que es de primera necesidad, y que ahora no pueden pagar.

La crisis de las tarjetas de crédito, informa el diario Expansión, ha supuesto miles de millones en EE.UU, y según el Fondo Monetario Internacional los bancos se quedarán sin recuperar el 14% de 1,9 billones de dólares de deuda. En Europa será el 7% de 2,4 billones de dólares.

Pero quizás impresione más aún los datos de Registro de Asnef Equifax que Cotizalia facilitaba hace pocos días. Un incremento de morosidad por tarjetas de crédito del 31,3%. 31,7% por financiación al consumo y de 33,6% en la de préstamos personales, y un saldo de deuda declarada de 14.017 millones de euros, consecuencia de un incremento del 73,87% en los últimos 12 meses.

Recomendar por email:

Para:
De:
Mensaje: