Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
PARA LEER ...

Trading Intradiario Bajo un Prisma Diferente

Un libro imprescindible para la formación en el ejercicio del trading específico de intradía en los mercados de futuros. e-book aquí

Las granjas de Wall Street

ARTÍCULO -


Resulta curioso, cuando menos, que en medio de la crudeza de los mercados bursátiles, que tantos cadáveres (económicos) dejan todos los días, después de la batalla, haya aún tiempo y humor para la simbología, especialmente una simbología que da tanto juego como es la de los animales. Los toros y los osos.

En la batalla diaria quienes pierden ó ganan son seres humanos y sus empresas, pero quienes libran el enfrentamiento encarnizadamente son los toros contra los osos. Es lo mismo que ocurría en el Siglo 18º, cuando los colonos de Manhattan jugaban apostando en peleas en las que combatían osos contra toros.

Según la escritora Virginia Morris es posible que esta antigua y cruel costumbre, sea el origen de los simbólicos toros y osos de los mercados bursátiles, que a diario se enfrentan a cornadas y zarpazos.

Hoy el enfrentamiento bursátil también enfrenta a osos (bajistas) contra toros (alcistas)

Pero los animales simbólicos de los mercados no se acaban ahí. La leyenda cuenta que los colonos de Manhattan cerraron la península con una valla, un muro para evitar que los animales de la granjas pudieran escapar hacia el interior. Dicha valla dio lugar a Wall Street (la calle del muro), y en el terreno cerrado quedaron las granjas y sus animales, entre ellos cerdos y corderos, de los que aún quedan muchos en Wall Street. Los corderos para ser devorados y los cerdos para medrar al lado de quien más les convengan. Los nombres propios de éstos últimos pónganlos Vds. Mismos. Seguro que se acordaran de muchos.

Desde este punto de vista la simbología bursátil no resulta ni bucólica, ni tranquilizadora ni tierna, por mucho que se represente frecuentemente mediante coloridos y alegres dibujitos en viñetas y páginas de Internet.

Es mas bien un aviso para navegantes. Una reflexión útil y apropiada para los que llegan a los mercados pensando en lo fácil que es ganar dinero desde la comodidad de casa y del ordenador.

Recomendar por email:

Para:
De:
Mensaje: