Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
PARA LEER ...

Trading Intradiario Bajo un Prisma Diferente

Un libro imprescindible para la formación en el ejercicio del trading específico de intradía en los mercados de futuros. e-book aquí

Cuestión de confianza

ARTÍCULO -


Zapatero defenderá hoy la solvencia de España en Bruselas
España pierde 0 1 ante Suiza

Estos dos titulares parecen ocupar hoy la mayoría de las portadas de la prensa española.

La segunda es una noticia que causa decepción, porque nadie la esperaba.

El optimismo ante el debut de la Selección española en el Mundial era absoluto. Nadie esperaba que pudiera ocurrir y ha ocurrido. Esa es la inevitable realidad, y los españoles nos hemos tragado el sapo con rabia y resignación, pero con la decidida intención de superar el revés.

Con la primera no ocurre lo mismo. No parece que nadie espere que la intervención del Presidente del Gobierno ante el Consejo de Europa vaya a dar como fruto la recuperación de la confianza. Nadie espera que gane el partido.

El sapo de la desconfianza, la pérdida de fiabilidad en cuanto a nuestra capacidad para cumplir con el pago de nuestras deudas, hace tiempo que nos lo tragamos, y este, más que con rabia, con estupefacción ante la rotunda pérdida de nuestro lugar preferente del que disfrutábamos.

Junto a la comparecencia de Zapatero hoy, nos toca pasar otra prueba de fuego, la subasta de Bonos a 10 y 30 años mediante la que España quiere colocar 3.500 millones.

La confianza o desconfianza en el pagador se manifiesta mejor cuando el plazo es largo. Para entonces puede suceder que todo haya pasado, y que España haya recuperado el lugar económico que nos corresponde, pero también puede suceder que para entonces hayamos caído al fondo del pozo de barro en el que nos hemos metido.

En ese caso también podría pensarse que el pago de la deuda recaería sobre los nuevos propietarios. En cualquier caso, si el precio es alto mejor que mejor, para el acreedor, claro.

Puede que dentro de un rato sepamos algo aunque en realidad signifique poco.

Mientras tanto los mercados permanecen a la espera.

Recomendar por email:

Para:
De:
Mensaje: