Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
PARA LEER ...

Trading Intradiario Bajo un Prisma Diferente

Un libro imprescindible para la formación en el ejercicio del trading específico de intradía en los mercados de futuros. e-book aquí

La semana que comienza

ARTÍCULO -


Se me antoja que esta nueva semana que comienza tendrá mucha importancia en el futuro de los mercados.

Es la semana en la que se van a notar los efectos que nos traigan tanto la reunión del G20 en TorontoMayor reforma en Wall Street desde la Gran Depresión

La primera, la reunión del G 20 comenzaba bajo el signo de la preocupación de EEUU respecto a la debilidad del Euro frente al Dólar, que afecta negativamente a sus exportaciones, y también bajo las últimas declaraciones de la FED rebajando sus previsiones económicas y anunciando que las condiciones económicas no mejoran, por el contrario, son menos favorables.

Pues bien; no parece que nada de esto haya sido resuelto en esta Cumbre. Más bien como siempre, intenciones sin acuerdos concretos, que quedan diferidos para la siguiente cumbre en Noviembre. Hasta entonces libertad para todos, para hacer como quieran, pero eso sí, con el objetivo de reducir el déficit, de forma ligth para que no se resienta el crecimiento.

Consecuencia: Hoy los mercados siguen igual de desorientados e indecisos. Seguimos con Norte pero sin fijar el rumbo.

Por la tarde veremos qué pasa en la apertura americana. Por una parte la Mayor reforma en Wall Street desde la Gran Depresión, como desde el otro día se ha dado en llamar a la nueva legislación aprobada en EEUU que significa el rediseño de Wall Street para limitar la impunidad de los bancos. Para describirla reproduzco a continuación y literalmente este párrafo de El País del día 26/o6:

Como vara de medir la contundencia de la reforma se han tomado en la recta final de la negociación dos puntos de la ley: la llamada regla Volcker y el mercado de derivados. El primer aspecto, que se conoce con el nombre del antiguo presidente de la Reserva Federal y actual asesor económico de Obama, Paul Volcker, alude a la propuesta de la Casa Blanca de prohibir por completo a los bancos invertir su propio capital, no el de sus clientes, en operaciones especulativas, fondos de alto riesgo o firmas de capital riesgo. Este fue una de los principales blancos de los ataques de los bancos, que obtienen una parte significativa de sus beneficios por este medio. El acuerdo al que se ha llegado no prohíbe por completo esa actividad, pero la limita al 3% de su capital reconocido por los reguladores y por una cantidad que no sobrepase tampoco el 3% del fondo en el que se pretenda invertir.

La otra gran pugna que se mantuvo hasta el último minuto fue sobre los derivados. La senadora Blanche Lincoln pretendía impedir la participación de los bancos en el mercado de ese complejo producto, que permite inversiones sobre resultados potenciales, con gran riesgo, alta rentabilidad y nula productividad. La ley pactada ayer, que por primera vez regula ese mercado hasta ahora anárquico, obliga a los bancos que quieren acceder a los derivados a crear entidades paralelas con capitalización separada y aprobación de los reguladores.


Por otra parte hay que considerar lo anteriormente mencionado respecto al G 20. Es decir : Importantes actuaciones en EEUU y laxitud y ambigüedad en Europa, con ausencia de referencias a China

La combinación de todo ello no creo que nos guste en absoluto.

Recomendar por email:

Para:
De:
Mensaje: