Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
PARA LEER ...

Trading Intradiario Bajo un Prisma Diferente

Un libro imprescindible para la formación en el ejercicio del trading específico de intradía en los mercados de futuros. e-book aquí

La zanahoria

ARTÍCULO -


La cita es el jueves. Es el día en el que el BCE tiene un compromiso importante con los mercados. Es el día en el que la confianza que pidió Draghi se vea justificada, o por el contrario será el día de la decepción.

También es posible que sea “el día de la zanahoria”. Esto de la zanahoria es una técnica de uso habitual en los círculos políticos europeos. Consiste, en su práctica más antigua y tradicional, en darle al burro  un poquito de lo que le gusta  (la zanahoria, que le gusta mucho), y el resto ponérselo delante, cerquita, que lo pueda ver pero no alcanzar, de modo que se va retirando cuando intenta acercarse, así que el burro camina en pos del manjar aunque en realidad nunca lo alcanza. Se utiliza cuando solo hay una zanahoria de premio para el burro y el camino es largo

Algo así es lo que puede hacer el jueves el BCE con los inversores. Como han anunciado a bombo y platillo, que tenían infinidad de conejos en la chistera para arreglar el asunto de la crisis de la deuda soberana en Europa, y eso es un camino muy largo que no se cubre chascando los dedos, van a tener que hacer una entrega lo bastante sustanciosa para mantener la ilusión, pero el plato fuerte tendrán que dejarlo a la vista y casi al alcance, como la zanahoria, para que todo no se venga abajo nuevamente.

El problema es que a estas alturas el truco de la zanahoria ya es más que conocido, y es por eso que después de dos días seguidos de correr de entusiasmo al ver la zanahoria, la sensatez ha regresado y ayer asistimos al frenazo. De modo que si hoy hay subida será porque es final de mes, comienzo de vacaciones, y hay una buena agenda de datos y referencias que pueden dar volatilidad, porque lo de Dragui y el BCE ya se ha descontado. De forma que, por esa parte todos a la espera, hasta que el jueves llegue el momento en el que quieran darnos a probar la zanahoria.

Recomendar por email:

Para:
De:
Mensaje: