Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
PARA LEER ...

Trading Intradiario Bajo un Prisma Diferente

Un libro imprescindible para la formación en el ejercicio del trading específico de intradía en los mercados de futuros. e-book aquí

Retorno a la normalidad

ARTÍCULO -


Según se acerca septiembre y agosto toca a su fin la normalidad va regresando a la esfera política y económica.

“Normalidad” entendida como el “devenir habitual de los acontecimientos en los últimos tiempos”, no como el “estado natural ajustado a las normas establecidas”, como dice el RAE, ya que en estos tiempos de crisis no puede haber mayor distorsión del estado de la economía, pero sí que es normal que los políticos actúen con la máxima ineficacia. ¿Si no, como es posible que después de tantos años de crisis las cosas no hayan mejorado, sino que van a peor? Las mismas discusiones. La misma Europa sin timón ni timonel. Las mismas acciones y los mismos resultados.

Por el regreso a “esa normalidad” es por lo que los índices no pueden continuar subiendo. Porque el miedo y la incertidumbre vuelven a los mercados. Grecia vuelve a escena, y España e Italia, se sabe que no es fácil que caigan, pero no se sabe el cómo será el camino. Caminan por la cuerda floja y aún no se sabe si con balancín o con sombrilla o en bicicleta.

De ello depende “Euro sí… Euro no, o Europa Unida sí… o no”.

Esa es la situación “normal” desde hace tiempo, y cuyo regreso, después de la pausa veraniega, se vislumbra en estos días.

Hoy la esperanza se vuelca en EEUU, a falta de pan en Europa buenas son galletas allí, y las actas de la FED, publicadas ayer tarde dejaron claro que las tan esperadas nuevas “medidas de estímulo económico” podrían ponerse en marcha “muy pronto”. Como eso es dinero a la vista, las bolsas subieron.

Hoy podrán seguir igual, subiendo, aunque no me parece tan fácil como se anuncia. Pero no pensemos que eso es todo. Ahí están las resistencias que no se mueven de su sitio, y el comienzo del temido y esperado otoño.

Recomendar por email:

Para:
De:
Mensaje: