Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información
PARA LEER ...

Trading Intradiario Bajo un Prisma Diferente

Un libro imprescindible para la formación en el ejercicio del trading específico de intradía en los mercados de futuros. e-book aquí

Técnicas sistemáticas. Medias móviles y Estocástico.

ARTÍCULO -


Ayer recibí en Twitter una pregunta acerca del uso de medias móviles en combinación con el Estocástico, como técnica para realizar
con éxito operaciones de trading en intra día.

El tema es muy interesante, ya que hace diana en el mismísimo fundamento de la operativa eficiente, mediante el uso de técnicas más o menos sencillas, pero sistemáticas. En este caso se trata de combinar dos indicadores absolutamente tradicionales, y populares, en contradicción con la gran profusión de técnicas complejas que circulan en los foros y círculos diversos de internet.

Doy las gracias a @ZACKZAMU por lo acertado de su interés.

Por mi parte siempre suelo  comentar que los fundamentos más elementales del trading, sobre los que se sostiene toda operativa son tres:

a)    Hay que tomar la posición en la dirección hacia la que continuará el desplazamiento del precio, continuando la tendencia (tendenciales) o en previsión de la nueva tendencia que va a comenzar (contra -tendenciales)

b)    Es necesario determinar la intensidad (el “momentum”) con el que se moverá dicha tendencia. Su “pendiente”, ya que sin “pendiente de la tendencia” no hay beneficio. Necesitamos diferencia de precios inicial y final para ganar algo. (Figura 1)

c)    Es preciso encontrar el mejor instante y lugar para iniciar la posición. Lo más bajo posible dentro de la tendencia alcista para las compras, y lo más alto posible dentro de la tendencia bajista para las ventas.

Debemos, en todo caso, dar respuesta a estas tres cuestiones (¿Hacia dónde? ¿Cuánto? Y ¿Cuándo?) a partir de los datos que proceden de nuestro análisis y técnica de trading.

Pues bien; éstos dos sencillos indicadores, medias móviles y oscilador Estocástico,  pueden proporcionarnos sin dificultad, en muchas ocasiones,  los datos y respuestas a estas tres preguntas, especialmente en las operaciones más aparentes.
 
Las medias móviles.

Las medias móviles utilizadas en esta técnica y video de ejemplo son exponenciales. Esto es porque las exponenciales reaccionan con mayor presteza a la acción del precio que las medias móviles simples o aritméticas.

Las que se observan en mis vídeos, y que utilizamos habitualmente, son; larga, de periodo 200 barras (color azul),  mediana, de periodo 40 barras (color amarillo o gris según el fondo), y corta, de periodo 13 (color rojo o naranja). Ahora bien; estos valores son tan solo referenciales. El operador debe escoger los que más le convenga en función de la compresión de su gráfico y dinámica o “nerviosismo” del mismo.

Personalmente utilizaría  dichas medias móviles en un gráfico de velas de un minuto sobe el futuro del Dax, pero en el video de apoyo que acompaña a esta reflexión, el ejemplo se realiza, con los mismos parámetros de medias móviles,  pero sobre un gráfico de 15 ticks. Esto es así  para  mayor agilidad, dado que se realiza por la tarde, y a una hora de calma total del mercado.

La función propia de las medias móviles, es la determinación de la tendencia; alcista, bajista  o neutra (lateral).

El ordenamiento o posición consecutiva de mayor a menor o viceversa, respecto a sus periodos,  de dichas medias móviles exponenciales (EMA`s),  y la posición relativa convergente o divergente entre ellas, determina la dirección de la tendencia del momento, y una valoración subjetiva de la intensidad o “momentum” de dicha tendencia.

Cuanto más intensa sea su divergencia, abriéndose como tijeras o abanico, mayor será la intensidad de la tendencia que las origina. En esto se fundamentan indicadores como Macd, por ejemplo.

Cuando la Ema de menor periodo se desordene (cruce en sentido contrario a la intermedia), se podrá considerar que la tendencia original ha terminado, o que, cuando menos ya no será segura.

El Oscilador Estocástico.

El que se utiliza en este ejemplo y en el vídeo anexo es un Estocástico tradicional 14-3-3, y esta configuración puede ser válida en todos los casos, salvo que se quieran obtener algunos efectos especiales con la finalidad de realizar scalping o técnicas poco habituales.

La finalidad del Estocástico dentro de la técnica, consistirá en determinar el nivel o niveles óptimos en los que tomar la/s posición/es.

Dentro de una tendencia bajista los mejores niveles serán los señalados por el Estocástico en sus giros a la baja. Esto es; cuando se produzcan cruces bajistas con su línea SD desde la zona de sobre-compra principalmente. Sin embargo es cierto es que todos los giros a la baja y cruces con su línea SD en cualquier otro nivel podrían ser válidos, si bien los mejores y más productivos siempre será los más cercanos a la zona de sobre compra.

Para las compras el plan de trading será a la inversa. Con tendencia alcista (EMA´s  ordenadas y divergentes en sentido alcista) el Estocástico indicará condiciones de compra en cada uno de sus giros al alza, siendo mejor desde la zona de sobre venta, identificados por sus cruces alcistas sobre la línea SD, siendo válidos, pero de más riesgo, los giros desde otros niveles de la zona intermedia del Estocástico.

En el vídeo que se acompaña se utilizan hasta tres contratos del FDAX en la misma operación, tomados en sendos giros del Estocástico a favor de la tendencia, sin embargo el avance es pequeño porque se trata de un gráfico de ticks.

La parte negativa.

Esta técnica operativa obtiene buenos resultados cuando se desarrolla en zonas de tendencia suficientemente intensa, pero lógicamente la eficacia se  complica en periodos de lateralidad, en los que es difícil identificar una tendencia útil.

Por esa razón conviene mejorarla mediante el uso  de otra fuente de información que permita determinar de la forma más prematura y eficaz posible la fuerza o intensidad de la tendencia. Esto es: Un indicador como el ADX del Sistema de Movimiento Direccional, o el Indicador de Volatilidad de Bollinguer que se basa en el análisis de la Desviación típica.

De no ser así es muy posible que la valoración de fuerza de la tendencia que ofrece la única observación de la posición relativa de las medias móviles, unas respecto a otras, resulte demasiado subjetiva.

Así pues, tenemos una técnica que nos puede proporcionar muy buenas  operaciones ganadoras, pero solo en los momento en los que la tendencia es lo suficientemente intensa, o en zonas en rango bastante amplio. Sin esa condición la posibilidad de multiplicar las operaciones fallidas puede incrementarse considerablemente.

¡Nada es fácil en trading! La recomendación siempre es la misma. No hay que confiarse a una técnica sistemática, ni siquiera a varias para afrontar diversas situaciones. Por el contrario. Es necesario que cada trader esté preparado para afrontar con su técnica la complejidad de condiciones que diariamente nos ofrecen los mercados financieros, y es necesario que actúe con disciplina, sí, pero entendiendo la disciplina como la obediencia absoluta a las conclusiones de su propio método de análisis, procedente de una formación intensa y completa, y no como el sometimiento a la repetición automática de actuaciones por señales o técnicas preestablecidas.

Un cordial saludo a todos y de nuevo gracias a @ZACKZAMU en Twitter.

Recomendar por email:

Para:
De:
Mensaje: